Páginas

BILBAO.

¡Hola! Hoy os traigo una nueva sección: PLACES TO GO. Me encanta viajar, es una de mis (muchas) pasiones. Me encanta mirar precios, hacer la maleta, los nervios de la noche de antes, descubrir lugares nuevos, hacer miles de fotos, perderme por una ciudad nueva, las anécdotas que solo ocurren cuando estas a miles de kilómetros de casa, el dolor de pies de haberte pateado la ciudad entera, descubrir cosas nuevas... En definitiva, que me gusta (mucho muchísimo) viajar. 

Este verano pasé un fin de semana en Bilbao. Fue a finales de junio, justo cuando comenzaba la maldita ola de calor que sufrimos este verano por lo que fue un alivio pasar unos días con un tiempo algo más moderado (incluso tuve que sacar la vaquera en alguna ocasión)

Llegué a Bilbao sobre la 1 del mediodía. Por suerte el hotel estaba al lado de la estación de tren, así que fuimos a dejar las maletas y buscamos un restaurante cercano para comer (¡nos moríamos de hambre!). Comimos los típicos pintxos y nos fuimos directas al centro histórico donde pasamos toda la tarde. Finalmente, cenamos en Plaza Nueva (preciosa) y nos fuimos directas al hotel: estábamos agotadas.

Al día siguiente decidimos ir a la playa, y la verdad que el tiempo nos acompañó aunque no nos atrevimos a meternos en el agua (¡estaba helada!). Decidimos dar un paseo por el Paseo Marítimo y comimos en el restaurante de un bar que estaba al lado de la playa y era precioso. Por la tarde decidimos dar un paseo por la ría bilbaína hasta llegar al famoso museo: al Guggehein. Después de esta visita obligatoria decidimos seguir paseando por la zona. Terminamos el día cenando en un restaurante cercano al hotel. 

El último día llegó demasiado pronto pero por suerte nuestro ten salía a última hora de la tarde por los que nos dio tiempo a despedirnos de la ciudad. En primer lugar fuimos a ver el San Mamés. No somos futboleras pero el estadio era bonito (y otra visita casi obligatoria). Después subimos al mirador de Artxanda (si algún día vais a Bilbao no dejéis de ir). Desde ahí arriba veías Bilbao entero y era aún una ciudad más bonita que desde abajo. Terminamos el último día comiendo por el centro y haciendo las últimas compras. 


4 comentarios:

  1. Aún no he visitado esta cuidad nunca y me muero de ganas! Se ve tan bonita!


    Un besito
    www.mvesblog.com

    ResponderEliminar